December 2016
M T W T F S S
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1
   
   
   

 

Alguna vez hubo...

Parte II

En otros tiempos, en los cuales la comunicación era más difícil y la radio era el medio casi oficial para conocer de noticias e información, uno se podría preguntar, era rentable realizar carreras a las 8 AM? la verdad es que no lo sé...

(Para continuar leyendo click en Leer más.)


Lo que sí sé, es que los domingos a las 7:45 AM se daba la largada a la primera carrera en el Hipódromo Chile sin importar el estado del clima, a veces una espesa neblina cubría la cancha de carreras y no se veían ni las manos!! (Alguna vez circulo el rumor que en un día de invierno y con neblina que imposibilitaba ver más allá de un par de metros, un caballo que gano muy fácil estaba escondido en la última curva y aprovecho la nula visibilidad para entrar cómodamente a tierra derecha), o una lluvia torrencial de invierno calaba en lo más profundo de los huesos, sin embargo nunca se suspendió una carrera, admirable lo de esos jinetes, unos verdaderos gladiadores.

En invierno y completamente a oscuras se corría la primera carrera generalmente una carrera de índice 1, solo para valientes, y si alguien piensa "El hipódromo tiene que haber estado vacío", la verdad es que no, si bien en los días más fríos quienes estaban presenciando la primera carrera eran familiares y/o amigos de jinetes, propietarios, funcionarios, en los días normales también mucha gente de los alrededores del hipódromo concurría y, para que decir sobre los grupos de amigos que después de una noche de fiesta terminaban la parranda en las madrugadoras jornadas del hipódromo, muchos de los cuales a esa hora de las 10AM sucumbían al calor y terminaban durmiendo en las galerías, el hipódromo siempre era fiesta.

Solo quienes fueron al recinto del hipódromo a presenciar una carrera a las 8AM podrán sentirse tan marcados como yo, era realmente un espectáculo único, las radios a esas horas de la mañana no entregaban información ni menos relatos, esporádicamente cada 3 carreras aprox. ofrecían un breve resumen con los ganadores, y las pocas sucursales que habían generalmente tenían poco público, como podrán pensar la gente no iba a jugar a oscuras en invierno por miedo a algún asalto, etc.

Dentro de lo que recuerdo de aquellas jornadas del hipódromo, son algunos ejemplares y jinetes que tenían predilección ó eran "especialistas" en correr estas madrugadoras carreras, algunos que se me vienen a la mente y que generalmente se veían mucho en la primera carrera del hipódromo son: Gustavo Farfán, Clemente Ojeda, Ernesto Muñoz, Eduardo Soto, Orlando López entre muchos otros. Y dentro de los caballos, algunos que recuerdo se repetían en el hipódromo eran: "Lucky Dream", "Mondragón", "Dollinco", "Bélgica", "Hungría", estos últimos 3 preparados por "el mariscal" Julio Castro Ruíz.

En el hipódromo la jornada comenzaba entre las 7:45/8AM y terminaba a las 15:30, mientras que el Club Hípico comenzaba a las 12:30 y finalizaba a las 18hrs, en invierno se corría a oscuras (la luz artificial se inauguraría años más tarde) la última carrera, solo alumbrado por las luces del totalizador en la recta final por lo cual los jinetes eran muy arriesgados en su actuar, el hipódromo tenía un partidor, mientras que el Club Hípico tenía un sistema de "huinchas" para dar la largada, además como la Televisión aún no tenía fecha de llegada en la pista del club hípico habían jueces, denominados "Jueces de Cancha" quienes estaban en "casetas" muy encima de la cancha, por lo que si existía un reclamo de un jinete, estos debían esperar a que llegaran todos los jueces dispuestos en la cancha y dictarán si existía el distanciamiento o no, ya se imaginarán cuanto se habrán demorado.

Como hípico de toda una vida, echo de menos en estos tiempos las carreras de fondo, en mis tiempos, la gente disfrutaba con las carreras de largo aliento, ya que estas no eran reservadas solo para índices mayores, sino que desde el índice más humilde hasta los grandes clásiqueros tenían opción de disputar carreras de 2.000, 2.200, 2.400 metros, un espectáculo que la gente disfrutaba era que generalmente una de las últimas carreras del Club Hípico era en distancia de 1.700, 1.800 incluso 2.000 metros, reservada para caballos de índices menores, todo un espectáculo.

Punto aparte son las pruebas clásicas de largo aliento que han desaparecido, en mis años existía el clásico "España" en 2.600/3.000 metros, el clásico "Premio Internacional de Chile" en 2.600 metros, el "St. Leger" en 3.000 metros, "La Copa" clásico en 3.200 metros y finalmente "La Prueba" un desafío realmente exigente de 3.600 Metros!!, si como lo leen, 3.600 metros, la gente realmente se fascinaba con este tipo de competencias, tanto que en la primera pasada por la meta (arrancaban de los 1.200 metros) el público los alentaba como si hubiesen sido los últimos 200 metros.

Otra cosa que realmente me fascinaba y que hacía que el Club Hípico se llenara, eran las "SteepleChase", más de alguno se sorprenderá, pero ahí... siempre había espectáculo, eso sí, mejor lo cuento a la próxima...

 
              clásico España 3.000 metros año 1964

Saludos.
El Viejo.

Pd. Todo lo que escribo aquí es extracto puro de mi memoria, Uds. saben... todo con el tiempo falla, mi memoria no será la excepción, si hay algún error, les ruego me disculpen, ya que en mi afán de recordar todos los detalles, puedo omitir algunos o distorsionar un poco otros. Desde ya, mis disculpas mis disculpas por errores que pudieran haber.

   
   
   
   
   
   
© LOS MAGOS HÍPICOS